sábado, 16 de octubre de 2010

Un comercial con suerte

Los comerciales están de enhorabuena, esta oferta de trabajo no sólo ofrece un buen curre, también un suelo firme que pisar, exactamente un Suelo fijo, ¡aleluya, no hará falta caminar como un funambulista sobre una cuerda en equilibrio o algo parecido!

Bueno, coñas a parte, es curioso ver cómo puede cambiar el significado de una frase el comerse una letra de una palabra; vale, un error así lo puede cometer cualquiera, pero algo menos a este anunciante, una empresa de publicidad donde -se supone- se repasan todos los textos hasta la última coma y con especial cuidado. Así lo hacíamos en la agencia donde yo trabajaba y en la mayoría de la s del gremio, donde suele haber un encargado de corrección de textos que sólo se dedica a eso -o casi-.



2 comentarios:

Eva dijo...

Vaya, revisando blogs me he encontrado con esta tu última entrada virgen.

Ea! pues estrenada está ;)

Carlos Pro, el Blog dijo...

Dios te lo pague con mucho dinero Evita! A ver si retomo pronto la afición bloguera y visito con más asiduidad todos los sitios por los que antes pasaba!