lunes, 26 de octubre de 2009

El cartel del ascensor

Van quedando pocos, cuando yo era un nano estos carteles estaban en todos los ascensores; y no recuerdo uno sólo de ellos que no estuviese pintarrajeado o mutilado. Lo más común era cebarse con la azafata (ya se sabe que cuando somos pequeños nos sobra gracia y nos falta cabeza) o dejar manco al pobre niño, amén de modificar la famosa frase de no se acerque a la entrada. En fin, tiempos viejunos...


ÉSTA ES LA VERSIÓN MODERNA, QUE MOLA MENOS...

5 comentarios:

Anita Patata Frita dijo...

La vida que tienen esos ascensores que huelen a cocido peredne eh!... :D

La tentación de Eva dijo...

:D lo clasico era dejarlo para que pusiera: pidan que los niños vayan solos...

Carlos Pro, el Blog dijo...

Señoritas, y la pena que nos dará cuando dejemos de ver tan nostálgico cartel!

Su dijo...

Cuando mi hijo vio ese cartel con 4 años, me miró muy serio y dijo: "Mamá, no se pueden subir con calzoncillos". Creo que el cartel no estaba hecho para la mente de un niño... Yo me descojoné, eso sí :)

Paco Molina dijo...

OH! Miro la imagen, y pienso, eso no lo ví yo ya en el ascensor de mis abuelos? es más, creo que era ESE, el de la foto! Luego me dirijo a tu perfil, y leo (Alicante), y me quedo aún más asombrado.

Vivo en Santa Pola y precisamente ese cartel, en el ascensor que citaba antes, estaba exactamente IGUAL. Es posible que sea el mismo? o es pura casualidad?