martes, 9 de septiembre de 2008

¡Ey!...¿dónde están mis páginas...?

Aún no me había pasado, pero no podía tardar; estoy leyendo en el tren la página 160 de El Clan del Oso Cavernario y resulta que la siguiente no es la 161, no...es la 193! Menudo mosqueo, porque estaba muy interesante; sudores fríos recorren mi frente... y yo preguntándome qué hago, ¿sigo leyendo?... Y voy a la Fnac al día siguiente y no me lo cambian enseguida, no; me dicen que deben comprobar el ticket en uno o dos días... ¿y a mí quién me paga la cortada de rollo?

QUIERO MIS TREINTAYPICO PÁGINAS, OIGA...

4 comentarios:

infonomada dijo...

Claro, si te compras los libros en sitios que lo venden al peso, ¿que esperas?.
Tendras cara de comprar libros para que hagan bonito en las estanterías y que no vas a leer en la vida :)

Carlos Pro, el Blog dijo...

Parece mentira que digas eso...yo...que me caracterizo por mi Vasta (con V, no con B, ojo...) cultura...
Sé de uno que dice que va a publicar un post guapísimo sobre el Asus en su blog...y luego ná de ná.. todo humo....;-P

mnznt dijo...

A mi ya me había pasado eso. También tuve un libro con las tapas pegadas al revés (Una habitación con vistas) y otro en el que a partir de la página ciento y pico sólo estaban impresas las páginas impares, pero el mío era un libro de anticuario (el angel luchador) :)
Lo que me parece muy fuerte es que no te lo cambien en el acto con lo obvio que es el error.

Carlos Pro, el Blog dijo...

Mnznta, ya me lo han cambiado; no en el acto, pero bueno...me gustaría quedarme estos libros defectuosos como recuerdo pero se han quedado el malo...¿El Ángel Luchador?...me informaré, a ver si me lo leo alguna vez.